Labonata

Por fin, desde mi última visita a Gelupo, me he podido comer un helado en con­di­cio­nes. O más bien un gelato en con­di­cio­nes. Ayer, tras visi­tar el museo y las expo­si­cio­nes de la Biblio­teca Nacio­nal y dar vuel­tas por Sala­manca y Chueca, nos encon­tra­mos con Labo­nata, una hela­de­ría de Chueca con hela­dos ita­lia­nos autén­ti­cos, muchos mejo­res que la famosa Palazzo. Se nota sobre todo en los sor­be­tes, súper cre­mo­sos y varia­dos (en Palazzo sólo tenían limón y naranja ¬¬), en que el helado de menta no es verde, en la forma de ser­virlo (sin hacer la típica bola)… Son arte­sa­nos y en el mos­tra­dor tie­nen un papel donde vie­nen indi­ca­dos los sabo­res que tie­nen lác­teos, azú­car, fru­tos secos o alcohol.

Labonata
Labonata

Labo­nata en la Plaza de Chueca

Una tarrina/cucurucho de 2 sabo­res cuesta 2.80€ y de 3 creo que sale por 3.30€, nada mal. Hoy elegí sor­bete de arán­da­nos y de kiwi y Jorge probó cap­puc­cino y bacio (cho­co­late con ave­lla­nas). Ahí la dejo, está en Plaza de Chueca, 8. Yo ya lucharé por el mayors­hip en Fours­quare cuando tenga móvil nuevo mien­tras sigo con mi bús­queda de autén­ti­cas gela­te­rias en Madrid.

2 comentarios en Labonata

  1. Laura dice:

    Me ale­gra mucho que hayas encon­trado una gelat­te­ria en con­di­cio­nes!! Me la apunto para las pró­xi­mas veces que vaya a Madrid :D Un besito!!

  2. Pingback: A la caza de gafas | Rosapolis