La espera

Creo que desde la uni­ver­si­dad y su divi­sión del curso en cua­tri­mes­tres con sus corres­pon­dien­tes exá­me­nes, enero casi siem­pre ha sig­ni­fi­cado para mí estar en espera, poner la vida en pausa con la espe­ranza de reanu­darla pronto. Parece como si los minu­tos no con­ta­sen por sí mis­mos, sino sólo por lo que ven­drá tras ellos, cuando el frío se pase y la cuesta quede atrás. Son días de estar malito, de ir del tra­bajo a casa y de casa al tra­bajo, de ver series y pelis en vez de salir a des­cu­brir luga­res y sobre todo de hacer peque­ños pla­nes para cuando la espera ter­mine. Y en eso esta­mos, dis­tri­bu­yendo los días de vaca­cio­nes, y acu­mu­lando algu­nas entra­das, bille­tes de avión, bille­tes de tren, reser­vas de hotel, guías de Lonely Pla­net y lis­tas de sitios. Nada del otro mundo, pero sufi­ciente para fan­ta­sear mien­tras espe­ra­mos. Hay suce­sos que ame­ni­zan estos días en blanco, como anti­guos com­pis que vuel­ven de Zurich para un fin de semana con una vida noc­turna en con­di­cio­nes, o el Gas­tro­fes­ti­val como excusa para hacer algún curso de cocina diver­tido, pero la his­to­ria de ver­dad da comienzo en febrero.

Hasta enton­ces…

Estatua en Plaza de la Paja

2 comentarios en La espera

  1. Sand dice:

    Yo tengo una sen­sa­ción pare­cida, llevo dos sema­nas orga­ni­zando vaca­cio­nes, puen­tes, visi­tas, via­jes, AVEs y avio­nes… ¡¡Qué ten­drá enero que sólo nos hace soñar!! Pero eso tam­bién mola, ¿no?

  2. alex dice:

    hola rosa­po­lis
    me encanta tu blog! es una fuenta inato­ga­ble para des­cru­bir nue­vos sitios en madrid. llevo viviendo mas de 9 anyos aqui y me encanta la ciu­dad.. estoy tra­ba­jando sobre un pro­yecto de web dedi­cada a ofre­cer acti­vi­da­des, expe­rien­cias uni­cas y auten­ti­cas para salir de lo coti­diano y me encan­te­ria poder hablar de este pro­yecto con­tigo y com­par­tir tu expe­rien­cia de madrid
    alex
    ++