Libros camino de la azotea

Desde que vol­vi­mos de Japón he estado bási­ca­mente habi­tando la ofi­cina (es otra vez esa época del año) y tra­tando de dis­fru­tar los cam­bios de tem­pe­ra­tura y el mon­tón de pla­nes dis­po­ni­bles. Por supuesto, eso implica dejar de lado otras cosas como escri­bir aquí a pesar de que había cogido algo de carre­ri­lla durante el viaje.

Sin embargo, hoy no podía dejar de escri­bir como ya hice el año pasado, con motivo del Día del Libro. Tengo ganas de que el 23 de abril caiga en sábado para poder par­ti­ci­par en más acti­vi­da­des de los cien­tos que hay orga­ni­za­das en Madrid un día como éste. A la hora de comer me escapé rápido para ver los pues­tos que algu­nas de mis libre­rías favo­ri­tas habían mon­tado en la Plaza de Callao. Por la tarde sólo tenía­mos tiempo para hacer algo corto a par­tir de las siete, así que el Círculo de Bellas Artes era el can­di­dato per­fecto. Por supuesto, tenía que mar­car el día de hoy con un plan bien cultureta-gafapasta.

Tenía muchas ganas de ver la estu­penda expo­si­ción de Elmyr de Hory, el famoso fal­si­fi­ca­dor de cua­dros al que Orson Welles dedicó un docu­men­tal, F for Fake. De temá­tica más rela­cio­nada con los libros, estaba el bonito mon­taje Biblio­teca de Babel XI y tam­bién había una sala en la que tenía lugar una lec­tura con­ti­nuada del Qui­jote durante 48 horas.

Biblioteca de Babel
Biblioteca de Babel

Biblio­teca de Babel XI en el Círculo de Bellas Artes

Para ter­mi­nar con la visita, la subida obli­gada a la azo­tea para admi­rar el cielo de Madrid que, me aver­güenza reco­no­cer, toda­vía no había visto desde allí.

Comments are closed.