El tributo a Indie Game The Movie

Esto tiene ya bas­tante tiempo pero aun así no que­ría dejar de con­tarlo por aquí. Resulta que en la última Hack Me Up que tuvi­mos en la ofi, en vez de pro­gra­mar algo, Jorge y Davide se dedi­ca­ron a gra­bar un vídeo sobre la pro­pia HMU ins­pi­rado en el docu­men­tal inde­pen­diente Indie Game The Movie. Más con­cre­ta­mente, gra­ba­ron un remake plano a plano chu­lí­simo del trái­ler ori­gi­nal. Por supuesto, en menos de 24h y sin dor­mir, un pro­yecto de HMU como está mandado.

Indie Game The Movie

Por si no cono­céis esta peli (algo bas­tante nor­mal por­que no mucha gente la conoce), Indie Game The Movie trata a gran­des ras­gos sobre los video­jue­gos inde­pen­dien­tes que sue­len hacer entre 1 o 2 per­so­nas. Para ello reco­rre la his­to­ria de tres jue­gos, Fez, Super Meat Boy y Braid, hasta el punto en el que se encon­tra­ban durante el rodaje. Cuenta lo com­pli­cado que es tener éxito, el infierno de sacar el pro­yecto ade­lante, la tre­menda pre­sión que se sufre y sobre todo el nivel bru­tal de impli­ca­ción per­so­nal del crea­dor. Yo tengo que admi­tir que no la he visto entera, me abu­rrí un poco a eso de la mitad y la dejé, en parte por­que no solía jugar a nin­guno de los 3 jue­gos pro­ta­go­nis­tas ni el tema me intere­saba espe­cial­mente. Pero el trái­ler sí que lo había visto bas­tan­tes veces y ade­más me gus­taba mucho la banda sonora. Y por supuesto, la ver­sión HMU me encanta. Si lo que­réis ver, os reco­miendo mirar pri­mero el trái­ler ofi­cial.

Creo que quedó genial, sobre todo con­si­de­rando que se hizo prác­ti­ca­mente en una noche. Yo no me canso de verlo aun­que me dé penita o emo­cione un poco. Sale la ofi, la Gran Vía desde arriba, la calle Val­verde, la Fábrica Mara­vi­llasPara rema­tar, hace unas sema­nas apa­re­cie­ron ade­más en el pro­pio blog de la peli: This is kinda fan­tas­tic…, con un agra­de­ci­miento de los auto­res, ¡una pasada!

Main Characters

Equi­va­len­cias per­so­na­les

La pan­ta­lla gigante de una de las esce­nas no es gigante por un efecto óptico o un com­plejo manejo de los pla­nos. Es una TV enorme de ver­dad que estaba allí por casua­li­dad con un por­tá­til enchu­fado. Y como Jorge bien apunta en los comen­ta­rios de You­tube, nin­gún teclado fue dañado en la rea­li­za­ción de este vídeo. El que sale es un teclado lava­ble Logi­tech k310, una acla­ra­ción muy necesaria.

Comments are closed.